La delincuencia en Panamá a través de los últimos años ha ido en aumento, debido a múltiples razones, siendo una de ellas la inexistencia de una Política Criminológica definida a nivel de Estado, que permita diseñar programas que ayuden a contra restar los factores criminógenos. Es decir, a disminuir los índices de delincuencia, como por ejemplo: programas de empleos acorde a la necesidad de la población, tomando en consideración principalmente la juventud; programas sociales, tales como: capacitaciones informales en las comunidades, entre otras cosas.

Por otra parte, debido a que el Estado no ha desarrollado programas que fortalezcan la institución de la familia, la delincuencia juvenil ha superado los límites; de tal manera, que nos estamos encontrando a menores de edad (a veces a partir de los seis años) que manejan armas de fuego y son presa fácil del delincuente profesional, quien suele utilizarlos como el medio para ejecutar los delitos. Descargar